Sistema de pensiones de Chile de la OCDE

[Debate] Reforma previsional y sistema de reparto

2020.01.20 22:51 Euxin [Debate] Reforma previsional y sistema de reparto

Entró al congreso este tema y hay cero debate en el sub.
Piñera ofrece un aumento del 6% en la cotización a cargo del empleador, 3% cuenta individual y 3% fondo común/reparto. Y esto va a ser administrado por un ente estatal.
https://www.latercera.com/pulso/noticia/gobierno-pasa-la-ofensiva-proyecto-reforma-previsional-confirma-aumento-6-cotizacion-3-sera-reparto/975506/
En general no me gustó el proyecto de Piñera, dado que está creando un sistema anexo a las AFP para parchar la cagada que hay actualmente.
Yo estoy 100% de acuerdo que debemos aumentar nuestros ahorros, a mi parecer debería llegar a un 20% de nuestro sueldo (OCDE es de un 18% promedio) en el largo plazo e incentivar el ahorro con medidas concretas.
Dada a toda la evidencia a nivel global, un sistema de reparto no me parece certero. En Chile la población está envejeciendo y cuando los pasivos superan a los activos el sistema quiebra (ejemplo muchos países de Europa).
Preferiría llamarle "impuesto al sueldo" a ese 3% que propone Piñera y debería ser más alto dependiendo de la escala del sueldo, con esto financiar la actual cagada que hay. Y cuando las nuevas pensiones en 30 años más con este incremento sustantivo en la cuenta individual va a quedar plata a favor en el fisco y posiblemente eliminar el impuesto o re utilizar.
Que no toca esta reforma:
submitted by Euxin to chile [link] [comments]


2019.10.28 11:24 ko-pe Contextualizando las movilizaciones

Ahora en dos idiomas y si hay suerte me van a ayudar con otros cuantos.

Toda información para agregar es apreciada, la lista vive en este repo.

**Todas las balas se van a devolver.**

Edit1: Agregué el link al repositorio y update a la versión actual en él.
Edit2: Agregué el edit1 y este...paquetangil.

[English below]

Contextualizando las movilizaciones:


——————
[1] regresion lineal sobre los datos disponibles la referencia, corrigiendo por la inflación y considerando el dolar a 710 CLP.
[2] Considerando el dolar de USA a 710 CLP. Valor a oct 18 2019, cuando se comenzó esta lista.
—————— —————— —————— ——————
ENGLISH.
—————— —————— —————— ——————

Contextualization of the manifestations:


——————
[1] linear regression over the reference data, corrected by inflation and considering the exchange rate of 1 USD = 710 CLP.
[2] Considering the USA dollar at 710 CLP. Value in Oct 18 2019, when this list started.
submitted by ko-pe to chile [link] [comments]


2019.10.26 15:39 ko-pe Un poco de contexto para el descontento

Un poco de contexto para el descontento

Junto a todes quienes quieran ayudar, estames haciendo una lista con ejemplos de lo que es la raíz del problema actual.
Lo pegó acá y espero que puedan ayudarnos con más datos con sus respectivas fuentes.

No sirve prensa, a menos que sean centros de investigación y wikipedia sólo se permite cuando se trate de casos judiciales, wikimedia o similares.

Abrazos

El que no marcha es Piñera.

Contextualizando las movilizaciones:

  • A septiembre del 2019, la linea de pobreza para una familia de 4 es de $436,000 (CLP) REF, mientras que casi el 50% de la población gana menos de $400,000 REF.
    • Tomando esto en cuenta, Una familia cis-hetero con 2 hijos, donde madre y padre trabajan y ganan la mediana de ingresos a Agosto del 2019. Mamá ganaría $343,234 (CLP) y papá $411,100, la vagina media está pagada 16.5% menos que el pene medio. El total del ingreso familiar sería $754,334 CLP, subtrayendo la linea de pobreza, la familia mediana queda $316000 por sobre ser pobres. Poco más que un sueldo mînimo ($301,000) a esta fecha REF.
  • Según la encuesta CASEN 2017, al dividir a la población por deciles. Sólo desde el 8vo decil se supera el sueldo mínimo en la media del ingreso autónomo per cápita del hogar REF.
  • Actualmente, 2019, la deuda externa del país es equivalente al 67% del PIB REF.
  • Dentro de los países OCDE, Chile es actualmente el país con el mayor índice de obesidad REF
  • La salud mental es un problema grave, el 2007 la OMS estimaba que un 31% de la población ha tenido algún trastorno psiquiátrico, sin embargo se estima que al rededor del 60% de ellos no recibe tratamiento REF.
  • Al 2012, UNICEF estima que el 50% de los niños han sido víctimas de algún tipo de violencia física REF.
  • Actualmente, 2019, el mayor ingreso a la economía es la minería de cobre REF, desde los ’90 las fuerzas armadas reciben el 10% del ingreso total de las empresas estatales de cobre, CODELCO. Este dinero ha sido usado en casinos, carreras de caballos y otros REF.
  • La minería ha sido históricamente una forma de saquear al país, el banco mundial reporta el caso de la minera Disputada, mientras estuvo en manos de Exxon por 24 años, 1978-2002, generó más de 3 millones de toneladas de cobre, pero no pago un peso en impuesto al ingreso durante ese período REF.
  • Durante el período 1990-2018 El crecimiento del Ingreso Nacional Bruto per capita a crecido a una tasa de 377 USD por año, mientras el sueldo mínimo lo ha hecho a 8 REF. [1]
  • Al 2017 33% de la riqueza está en manos del 1% de la población REF.
  • El año 2018, Bahamas, Bermuda, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas y Panamá, países conocidos como paraísos fiscales, representan el 33% del stock de la inversión extranjera directa activa, la suma acumulada del dinero que sale de Chile e ingresa al país de destino REF.
  • Al 2019, el sistema de pensiones para civiles entrega actualmente un promedio de casi 310,000 CLP, mientras que los promedios de miembros de las FFAA y del orden son mas del doble y hasta seis veces más. Cuando se cambió el modelo de pensiones ellos siguieron con el modelo anterior REF.
  • Históricamente, Chile es uno de los países más desiguales del mundo, y disputa con México el triste último lugar de los países OCDE REF.
  • Entre los años 2014 - 2017, Chile esta en el 2 peor Producto Interno Bruto de los países OCDE REF.
  • En la medida del año 2017 del Índice de Desarrollo Humano, Chile ocupa el lugar 44 a nivel mundial, el 4 peor en los países OCDE REF, resumen de Chile.
  • Al año 2018, el salario de los profesores chilenos está bajo la media de los países OCDE REF, mientras que estamos entre los 5 países con mayor cantidad de estudiantes por educador REF.
  • En las pruebas PISA 2015, Chile esta en el tercer lugar de peor desempeño en matemáticas REF, el 4to en ciencias REF y en el 5to en lectura REF dentro de los 35 países OCDE.
  • Los resultados en la prueba PISA de ciencias del 2015 están altamente correlacionada con el nivel socio-económico del estudiante al compararlo con los otros países evaluados. Tenemos el lugar 9 en mayor distancia entre los estudiantes de sectores más pobres comparados con los más ricos REF.
  • En las pruebas PISA 2015, se muestra que las escuelas de Chile tienen uno de los niveles más altos de correlación socio-economica, las salas de clases tienen miembros del mismo nivel. Esto puede también decirse como Chile es uno de los paîses con mayor segregación social en las escuelas, ocupando el 3 peor lugar. REF.
  • Chile es el único país en el mundo que tiene sus aguas privatizadas. El Código de Aguas de 1981, impuesto bajo dictadura militar, establece un propietario con derechos de uso, donde éste puede arrendar, comprar y vender los derechos como cualquier otra propiedad REF
  • Hasta año 2012, el 90% de los derechos de aprovechamiento de aguas consuntivas (no devuelven un caudal al río) se encuentran en manos de empresas mineras y agroexportadoras, mientras que prácticamente el 100% de los derechos de aprovechamiento de aguas no consuntivos (devuelven un caudal al río) se encuentra en manos de transnacionales como ENDESA REF
  • Al año 2015, 110 cuencas del país se encuentran con una demanda comprometida superior a su recarga natural, y por consiguiente se encuentran con sobre otorgamiento de derechos de agua REF.
  • Para el año 2015 se vive una situación de escasez hídrica en 13 de las 15 regiones del país, en donde aproximadamente, 400.000 personas reciben agua potable por medio de camiones aljibes REF.
  • El INDH señala que de los 116 conflictos socioambientales existentes en Chile hasta el 2015, el 38% Chile son por causa del sector productivo de energía [REF](mapaconflictos.indh.cl).
  • Chile, al 2017, tenía una capacidad instalada de generación eléctrica de 22,045 MW, y a nivel nacional la demanda máxima no llega más allá de los 7,789 MW REF, a pesar de eso, se contabiliza un total de 114 proyectos de generación eléctrica que actualmente se encuentran en construcción [REF](mapaconflictos.indh.cl).
  • Al año 2016, existen cinco zonas de sacrificio ambiental a lo largo del territorio nacional (Tocopilla, Mejillones, Huasco, Puchuncaví-Quintero, Coronel). Estás son entendidas como territorios de asentamiento humano devastados ambientalmente por causa del desarrollo industrial, vulnerando directamente derechos fundamentales de las personas (derecho a la vida, a la salud, a la educación, al trabajo, a la alimentación, a la vivienda, etc.) REF.
——————
[1] regresion lineal sobre los datos disponibles la referencia, corrigiendo por la inflación y considerando el dolar a 710 CLP.
——————
Edit: added 8 to list
Edit2: move la wea de edit flag. Al rato me pongo a agregar los datos de la OCDE, pero falta sobre salud, electricidad, agua y marco legal. Esas weas son más.
Edit2.1: vale por el gold, el que no salta es paco.
Edit 3: Agregué la versión actual con info sobre aguas, electricidad y medio ambiente. Todas las balas se van a devolver
submitted by ko-pe to chile [link] [comments]


2016.08.24 18:27 EDUARDOMOLINA Las razones por las que fracasa el sistema de pensiones modelo de los liberales. Cientos de miles de chilenos piden en la calle las pensiones dignas. Las entidades privadas que gestionan el sistema pagan en pensiones menos de la mitad de lo que ingresan en cotizaciones.

Begoña P. Ramirez
http://www.infolibre.es/noticias/economia/2016/08/24/las_razones_del_fracaso_del_sistema_pensiones_privadas_obligatorias_chilenas_53846_1011.html
"En 2025 se jubilarán los primeros chilenos que comenzaron a trabajar y a cotizar en exclusiva para el sistema de pensiones instaurado por el general Pinochet en 1981. Pero ha sido este año, pese a que la polémica a su costa ha sido recurrente desde que fue creado, cuando ha estallado la indignación de los chilenos contra el modelo de ahorro, privado, obligatorio y de capitalización que con frecuencia se ofrece como referencia para resolver los problemas de los sistemas públicos de pensiones como el español. Cientos de miles de chilenos salieron a las calles el pasado domingo para exigir pensiones dignas. Ya lo habían hecho el 24 de julio y amenazan con un paro nacional el 4 de noviembre si el Gobierno no atiende sus reclamaciones.
Porque, pese a que la presidenta Michelle Bachelet creó una comisión –la Comisión Bravo– para estudiar la reforma del sistema, y ésta entregó su informe en septiembre de 2015, nada se ha movido desde entonces. En 2008 fue también Bachelet quien promovió una primera reforma del modelo de Pinochet, que se ha revelado insuficiente. No tocaba la esencia del sistema.
Según las cifras de la Superintendencia de Pensiones, el organismo público encargado de vigilar y auditar el sistema, la pensión media de jubilación en Chile es sólo de 255 euros al mes, el 78% del Salario Mínimo, que asciende a 325 euros. El informe de la Comisión Bravo calcula que el 79% de las pensiones chilenas son inferiores al salario mínimo y el 44% están por debajo del umbral de pobreza. Si se consideran sólo las pensiones de jubilación, el 91% no llega a los 210 euros mensuales.
Para hacerse una idea del escaso volumen de la prestación basta con fijarse en la tasa de reemplazo –el cociente entre el último salario y la primera pensión–, que es sólo del 34% –el 48% para los hombres y el 24% para las mujeres–. El informe también hace una proyección de cuál será la pensión de quienes dejen de trabajar entre 2025 y 2035. La mitad de ellos cobrarán sólo el 15% de su último sueldo. En España, la tasa es del 82%, una de las más elevadas del mundo. La media de la UE alcanza el 59%.
El sistema chileno es totalmente privado. Los trabajadores pagan un 10% de su sueldo a unas entidades financieras denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). En su momento llegaron a ser 21, pero hoy únicamente operan seis. No sólo les ingresan sus cotizaciones, sino que también les pagan comisiones por la gestión de los fondos en que las invierten. La cotización es obligatoria para todos los asalariados. Desde 2015, también para los autónomos. Pero están excluidos los miembros de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y de la Gendarmería, que tienen su propio sistema y con pensiones más elevadas.
A diferencia del resto de los modelos, en el chileno sólo cotiza el trabajador, no la empresa. Chile es el único país de la OCDE en que el empleador no paga cuota. Existen cinco tipos de fondos, del más conservador al más arriesgado, en el que los chilenos pueden invertir sus cotizaciones. Cada uno puede elegir dos de ellos.
Escasa rentabilidad... para el trabajador
Así, todos los trabajadores tienen su propia cuenta individual, cuyo monto es invertido por las AFP sólo en grandes empresas y bancos –la ley les prohíbe hacerlo en pymes–. Según la Fundación Sol, una institución sin ánimo de lucro que realiza estudios sobre el mercado laboral chileno, las AFP invierten más de 27.400 millones de euros en 10 bancos. El tejido empresarial del país, destaca, se ha financiado durante los últimos 35 años gracias a los ahorros de los chilenos, en lo que la fundación califica como una “inyección de capital permanente, cautiva y de bajo coste”. Para los defensores del sistema, en cambio, esas inversiones han sido el motor del desarrollo económico del país.
Sin embargo, la rentabilidad de esas inversiones no ha sido la esperada por –y prometida a– los trabajadores cuando en 1981 Pinochet acabó con el sistema de reparto existente para reemplazarlo por el que diseñaron los discípulos de Milton Friedman en la Escuela de Chicago. La Fundación Sol cifra en un 26% la rentabilidad media anual de las AFP durante los últimos 20 años. En 2015 estas entidades tuvieron unos beneficios de 2,10 millones de euros al día. Buena parte de ellos proceden de las comisiones que cobran a los chilenos, muy por encima, aseguran los investigadores, de los costes reales de gestión.
En contraste, la rentabilidad de cada cuenta individual es mucho menor. Se mide con la denominada Tasa Interna de Retorno (TIR) que es sólo del 3% para las mujeres y del 3,1% para los hombres –a las mujeres se les penaliza a la hora de calcular la pensión por su mayor esperanza de vida; además se jubilan antes, a los 60 años, mientras que los hombres lo hacen a los 65–. Si se excluyen las comisiones, la TIR se eleva al 5,4% en ambos casos.
Los salarios en Chile son bajos; por tanto, también las cotizaciones, pero la fundación no cree que ése sea el problema de las pensiones insuficientes devengadas por el actual sistema. Según los cálculos de la fundación, cada mes las AFP ingresan 673 millones de euros en cotizaciones de los trabajadores, pero sólo pagan 269 millones en pensiones, menos de la mitad. Con la diferencia entre una cantidad y otra, concluye la fundación, se podría pagar pensiones mayores e incluso nutrir un fondo de reserva.
Dos AFP son de propiedad estadounidense
Por el contrario, el negocio lo hace las seis entidades financieras que gestionan el sistema privado. En total, las seis AFP administran casi 148.000 millones de euros, lo que equivale al 70% del PIB chileno. Los 10,1 millones de afiliados pagan cotizaciones, no al Estado, como es el caso de España, sino a Capital, Cuprum, Habitat, Modelo, Planvital y Provida. Esta última es la que suma el mayor número de afiliados, el 32%. Pertenece a Metlife, la primera aseguradora de EEUU, que se la compró al BBVA en febrero de 2013 por 1.362 millones de euros.
Le sigue Habitat, con el 20% de los afiliados. Su dueño es la Cámara Chilena de la Construcción, la patronal del ladrillo. La dueña de Capital es el grupo colombiano Sura. Modelo nació en 2010, ofrece pensiones a los nuevos afiliados al sistema y entró en el mercado ofreciendo las comisiones más bajas. Es propiedad de Inversiones Atlántico, creada por un empresario chileno próximo al expresidente conservador Sebastián Piñera. Planvital pertenece a Asesorías e Inversiones Los Olmos, un grupo chileno que, según el diario digital El Mostrador, es controlado por un fondo, Atacama Investments, constituido en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas. Finalmente, el 97,97% de Cuprum corresponde a otra compañía de EEUU, Principal Financial Group.
El Santander tuvo su propia AFP, Bansantander, y, como queda dicho, el BBVA era dueño de la principal entidad gestora de pensiones hasta 2013. Ambos poseen ahora pequeños porcentajes de Planvital, Provida, Cuprum y Habitat, de acuerdo con la información proporcionada por la Superintendencia de Pensiones.
Las reformas del sistema
Debido a la insuficiencia del modelo, la reforma de 2008 creó una pensión no contributiva que paga el Estado, la Pensión Básica Solidaria: 120,85 euros al mes, que cobra el 60% más pobre de la población. El Estado chileno paga 131,9 millones de euros al mes por este concepto a un total de 1,35 millones de personas. También se estableció un Aporte Previsional Solidario (APS), al modo de lo que en España se conoce como complemento de mínimos, que completa hasta los 442 euros la pensión de quien no haya cotizado lo suficiente. Además, empezaron a aplicarse incentivos para que coticen más las mujeres y los jóvenes y las empresas empezaron a pagar el seguro de invalidez y supervivencia.
Las propuestas para la nueva reforma transmitidas por la Comisión Bravo a Bachelet son ahora más ambiciosas. Los expertos que la integran piden que se cree una AFP estatal, y se aumente de forma significativa la cuantía de la Pensión Básica Solidaria y se universalice. Quieren que ésta se financie con impuestos y con una nueva cotización del 2% a cargo de la empresa. La empresa deberá además pagar otro 2% para las cuentas individuales de los trabajadores. También reclaman medidas para reducir las comisiones de las AFP privadas. Y no sólo equiparar la edad legal de jubilación de hombres y mujeres, sino también que se apliquen tablas de mortalidad idénticas para ambos sexos.
En cualquier caso, la comisión no excluyó entre sus propuestas la más radical, sustituir el modelo de ahorro privado obligatorio por uno de reparto, “con una pensión mejor, definida, de por vida y no discriminatoria”. Como el español.".
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.08.04 21:36 Suecotero Discusión seria: Carta de AFP habitat y su impacto en el debate de las AFP.

Texto original:
Estimado N.N.
Como es de su conocimiento, en el último tiempo se percibe un malestar ciudadano respecto de las pensiones y del rol de las AFP, que ciertos grupos han exacerbado, muchas veces con verdades a medias, cifras tergiversadas o lisa y llanamente falsas, con el objeto de buscar reformas al sistema previsional que no son sostenibles en el tiempo. Observamos con preocupación que gran parte de los discursos que intentan ser instalados obedecen a conceptos ideologizados e intereses particulares, que sin duda no son beneficiosos para la gran mayoría de los chilenos, especialmente para la clase media ni para los más jóvenes.
Dado este escenario es que nos parece oportuno dirigirnos a usted con el único objetivo de entregarle información responsable, de manera que pueda contar con antecedentes para comprender el sistema, identificar cuáles son los mitos, como también las falsedades y sus verdades indesmentibles. Tenemos claridad en que esta carta es extensa, pero el tema es muy relevante como para que los afiliados al sistema se mantengan al margen, por lo mismo intentaremos ser lo más simple posible.
Sistema Antiguo (Reparto)
Es importante recordar cómo era la situación previsional hace 40 años. El sistema previsional existente en Chile hasta antes de 1981 contaba con 35 cajas de previsión cuya normativa estaba distribuida en más de 600 cuerpos legales y alrededor de 150 regímenes previsionales distintos que respondían a solicitudes de diferentes grupos de presión, pero que para la gran mayoría no otorgaba una protección mínima. Algunas características de ese sistema se prestaban para que se cometieran abusos; entre ellos el más común consistía en conseguir un aumento en el sueldo en los últimos meses que permitía mejorar el cálculo para determinar la pensión, que hoy hemos visto se sigue haciendo en algunas entidades que mantienen este sistema.
Es así como en el año 1968, el presidente Frei Montalva presentó un proyecto de ley para terminar con el sistema de reparto. En su mensaje Frei decía “el esfuerzo que hace Chile se malogra por el pago de beneficios previsionales, de privilegios irritantes” y agregaba “se ha permitido la selección de grupos, normalmente de más altos ingresos, los que se han reunido o permanecen reunidos, justamente para repartirse entre ellos mejores beneficios previsionales, con grave detrimento o perjuicio de la solidaridad nacional y de las efectivas necesidades de los más desvalidos y pobres”. Sin embargo, esa ley no fue aprobada por el congreso, que gozaba en esa época de un sistema de pensiones especialmente privilegiado.
Hay muchas cosas que no debemos pasar por alto respecto del antiguo sistema, dentro de las cuales podemos recordar que la gran mayoría de los chilenos cotizaba más del 20% de su sueldo, (el doble de lo que se cotiza hoy) y sólo recibían pensión quienes cotizaban por más de 15 años. Quienes no lograban ese número, simplemente no tenían derecho a recibir pensión alguna, lo que se traducía en que más del 50% de los trabajadores chilenos no lograba alcanzar el período mínimo de cotización, quedando sin pensión y sin derecho a recibir de vuelta el 20% de sus remuneraciones que había ahorrado. De hecho, ese ahorro ya no existía pues se había usado para pagar las pensiones de quienes ya estaban jubilados. El sistema de reparto no es viable para Chile porque el envejecimiento de la población y la disminución en el número de hijos hacen que el sistema de reparto no se pueda mantener en el largo plazo ya que no tendremos una base de trabajadores suficiente para soportar las pensiones de los pensionados. De hecho, según el INE en 1980 habían 7 chilenos entre 18 y 65 años por cada mayor de 65, hoy hay menos de 5 y en el año 2050, sólo serán 2,1. Es decir que para pagar una pensión a los mayores de 65 años, equivalente por ejemplo, al 70% del sueldo, cada chileno activo debería entregar el 35% de su sueldo. Sin duda, esta no es la carga que queremos dejar a nuestros hijos.
Sistema Actual (Mixto)
A partir de la reforma del año 2008 impulsada por el primer gobierno de Michelle Bachelet, se modificó el sistema de pensiones de capitalización individual para convertirse en uno mixto en base a los mismos pilares que hoy parte de la ciudadanía exige como indispensables para legitimarse ante todo un país. Esos tres pilares son el solidario, el contributivo y el voluntario:
El pilar solidario permite un nivel básico de protección a aquellos que durante su vida laboral, por las más diversas razones, no realizaron suficientes cotizaciones para autofinanciar una pensión. En la medida que el país pueda financiarlo, ese pilar debiera aumentar en monto y cobertura. Su financiamiento debe venir del presupuesto general de la nación, es decir, debemos pagarlo entre todos los chilenos y no sólo entre quienes trabajan como empleados dependientes.
El pilar contributivo, que es donde las AFP participan en forma exclusiva, permite la sostenibilidad del sistema en el largo plazo, ya que como vimos antes, el financiamiento futuro de las pensiones no es posible lograrlo con un sistema de reparto. Lamentablemente, una parte importante de los trabajadores chilenos no tiene la obligación de cotizar, lo que claramente perjudica su pensión futura y sobrecarga el pilar solidario. Por otra parte, desde hace una década ya tenemos claro que, producto de los avances de la ciencia, nuestra esperanza de vida va aumentando y se debe contribuir más, ya que tendremos más años por delante y necesitamos tener más ahorros para poder vivirlos dignamente. Para eso, es necesario aumentar la tasa de cotización lo que debería ser de cargo del empleador y extender a los independientes la obligación de imponer.
El pilar voluntario permite a quienes pueden, aumentar sus ahorros para la jubilación, logrando así una mayor solvencia financiera para los años de retiro. Este pilar permite a quienes tienen ingresos superiores al tope imponible, cotizar por el total de su remuneración y no sólo por una parte de ella. En 1981 quienes tenían sueldos superiores al tope imponible era sólo un pequeño grupo de afiliados, hoy más del 10% de los cotizantes se encuentra subcotizando. Finalmente este pilar permite subir la tasa de cotización desde el 10% obligatorio, a mayores valores, como es el 15% recomendado por Habitat.
Rol de las AFP
El rol principal de las AFP es resguardar y multiplicar los ahorros que los chilenos generan cada mes. Ese rol lo hemos cumplido con éxito, la rentabilidad de los fondos de pensiones está dentro de las más altas de los países de la OCDE y ha superado ampliamente lo esperado: un 8,2% real anual entre 1981 y 2016. Sólo para ilustrar lo que eso significa, podemos decir que si a quienes cotizaron en el sistema antiguo en vez de recibir un bono de reconocimiento, les hubiesen depositado ese monto en su cuenta individual, quienes se pensionaron el 2015 en promedio tendrían pensiones 70% superiores a las efectivas. (100 UF en un Bono de Reconocimiento de 1981, con vencimiento este año, se han convertido en UF 395. Esas mismas UF 100 invertidas en 1981 en el fondo C, se han convertido en UF 1.586).
A pesar de ello, hemos visto que ese rol es necesario pero no suficiente. Debe existir una mayor cercanía entre la AFP y los afiliados, de manera de entender el sistema, sus beneficios y limitaciones, para lograr la mejor pensión posible de acuerdo a las capacidades de cada afiliado. Por otra parte, las comisiones cobradas por las AFP son inferiores a las cobradas en promedio por los países de la OCDE. La forma de cobro, una sola vez en la vida por cada depósito, las hace parecer altas. Una forma sencilla de verlas y compararlas con los demás países y con otros administradores de fondos es dividir las comisiones cobradas por las AFP por el saldo administrado. De ese ejercicio se concluye que ese valor es 0,6% y los países OCDE, pagan en promedio 0,8% por la administración de las pensiones.
Pensión promedio
Hemos escuchado insistentemente sobre el bajo monto de las pensiones promedio entregadas por las AFP y como se comparan con las del sistema antiguo. Comparar correctamente pensiones entre los sistemas es bastante difícil, pero si insistimos en hacerlo, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:
A diferencia del sistema de reparto, en el sistema actual la propiedad de los fondos es de cada uno de los afiliados. Lo que ellos contribuyen más la rentabilidad obtenida con esos recursos, está en una cuenta personal inembargable de cada afiliado. Al cumplir los requisitos para pensionarse, independientemente del monto que haya ahorrado, o del tiempo que haya cotizado, cada afiliado tiene derecho a recibir esos ahorros de vuelta en la forma de una pensión. Esto hace que las pensiones pagadas por este sistema no sean comparables con las del sistema antiguo, ya que tal como se mencionó anteriormente, en el sistema de reparto menos de la mitad de los cotizantes lograban recibir una pensión. En el sistema actual todos reciben sus fondos aportados y la rentabilidad obtenida por ellos.
Si queremos comparar ambas pensiones, a lo menos debemos hacer dos ajustes: el primero es incluir en el número de pensionados en el sistema antiguo a todos los que cotizaron y que al no cumplir con los requisitos su pensión es de $0, en forma simple, debemos dividir por dos el monto promedio ya que más de la mitad de los cotizantes del sistema antiguo se encuentra en esa situación, lo cual deja la pensión promedio del sistema antiguo en cerca de $100.000. Por otro lado, debemos considerar que esa gente cotizó más de 20% de su sueldo mientras que los que estaban en la AFP, sólo cotizaron el 10% más comisiones, es decir, cotizando el 20%, las pensiones de las AFP serían a lo menos un 50% superior, es decir, en promedio estarían cerca de $300.000, considerando a todos los afiliados, sin importar si han cotizado 40 años o un mes.
Para evitar hablar sobre percepciones, hemos revisado los datos de todos los que se han pensionado por vejez en los últimos años en Habitat y encontramos que:
Los hombres que han cotizado por 30 años o más, tienen pensiones en promedio superiores a los $650.000, representando una tasa de reemplazo neta del 77,2%.
En el caso de las mujeres dicho valor fue de $327.000, que representa una tasa de reemplazo del 41,5%.
Tal como lo hemos planteado desde hace muchos años, en la medida de lo posible, es necesario retrasar la edad de jubilación. La diferencia en la edad de jubilación explica en forma importante lo distinto que son las pensiones de hombres y mujeres.
Entendemos que los bajos montos de las pensiones en muchos casos son una realidad, sin embargo, es necesario comprender que estos valores tienen su origen en diversos factores que no están relacionados con la gestión de las AFP.
Propuestas de mejora del sistema actual
Nuestra visión y convicción nos lleva a plantear que el sistema mixto, con ahorro y cuentas de capitalización individuales, es el mejor sistema de pensiones para la realidad chilena; sin duda es perfectible, pero tenemos una base muy sólida. Esa misma estructura la han adoptado en los últimos años países como Dinamarca y Australia, que según los especialistas son dos de los tres países con mejores sistemas de pensiones del mundo.
El sistema requiere de permanentes ajustes que lo vayan mejorando en el tiempo. La Comisión Marcel, hace casi 10 años, hizo un claro y positivo diagnóstico del sistema y realizó propuestas para mejorarlo. Muchas de ellas fueron adoptadas e implementadas, pero otras que son muy relevantes para el largo plazo y que muchos países desarrollados han estado adoptando, como atrasar la edad de jubilación, subir el tope imponible o aumentar la tasa de cotización obligatoria, no son medidas populares pero si son políticas públicas responsables y lamentablemente los distintos gobiernos desde esa fecha no han tenido la voluntad política, ni la visión para implementarlas.
En Habitat estamos conscientes de las necesidades de mejora y desde hace muchos años venimos realizando propuestas de perfeccionamiento. El desafío es complejo ya que es necesario realizar hoy cambios que tendrán impactos dentro de 20 o más años, y no podemos seguir esperando ya que sólo agudiza el problema, aumentando naturalmente la molestia de la ciudadanía.
Esperamos que el debate público sobre cómo mejorar nuestro sistema previsional se realice con la máxima responsabilidad, seriedad y objetividad técnica y política ya que los cambios que se acuerden hoy a nivel político tendrán efecto en el largo plazo. Por lo tanto, es fundamental conducir ese debate con responsabilidad política para lograr acuerdos transversales que validen las propuestas que mejorarán en forma sostenible las pensiones de los chilenos. Aquí no está en juego una ideología o un sistema, sino la calidad de vida de las personas una vez que nos retiramos de la vida activa. Ese y no otro, debe ser el norte de las discusiones.
Eso es todo. Que méritos y falacias tienen los argumentos expuestos por la empresa y que impacto tendrán en el debate de las AFP? Discutan!
submitted by Suecotero to chile [link] [comments]


2016.06.04 04:04 ShaunaDorothy Chile: Protestas masivas exigen educación gratuita (diciembre de 2011)

https://archive.is/iolzP
Joven Espartaco diciembre de 2011
A continuación publicamos, ligeramen te editado, un artículo de Workers Vanguard, periódico de nuestros camaradas de la SL/U.S., No. 990, 11 de noviembre de 2011.
Durante meses, Chile se ha visto sacudido por protestas masivas que comenzaron con la lucha por la gratuidad de la educación superior. Desde mayo, cientos de miles de estudiantes universitarios y de bachillerato se han mantenido en huelga, ocupando escuelas y campus alrededor del país, en tanto que la capital Santiago y el país entero han sido escenario de manifestaciones gigantescas. La furia contenida por varios años contra la arraigada desigualdad en el sistema educativo y la falta de financiamiento ha estallado. Un artículo en el sitio web de la BBC News (11 de agosto) señalaba: “La raíz del enojo de los estudiantes es su percepción de que el sistema educativo chileno es sumamente injusto; a los estudiantes ricos les otorga acceso a algunas de las mejores escuelas en América Latina, mientras que a los pupilos pobres los consigna a escuelas estatales en mal estado y con escaso presupuesto”.
El gobierno de derecha, encabezado por el multimillonario Sebastián Piñera del partido Renovación Nacional, ha respondido a las protestas con salvaje represión estatal. Con frecuencia, los manifestantes han sido víctimas de gas lacrimógeno, cañones de agua y golpizas. Miles han sido arrestados y brutalizados por la fuerza policiaca militarizada, los carabineros. El 25 de agosto, Manuel Gutiérrez, de 16 años, murió por un disparo de la policía mientras pasaba por una manifestación en Santiago.
La lucha estudiantil ha servido como polo de atracción del descontento más amplio de los trabajadores de Chile. Las familias, muchas de las cuales se han endeudado enormemente para financiar la educación de sus hijos, han salido a las calles en solidaridad con los estudiantes, protestando con cacerolazos. Los sindicalistas de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) se han movilizado en apoyo a los estudiantes, realizando paros de dos días en agosto y octubre y sumándose a las manifestaciones de cientos de miles. Los trabajadores han venido exigiendo mejoras en los servicios de salud pública, pensiones y derechos sindicales.
En Chile existen la educación pública y la privada, pero la educación pública no es gratuita. Las instituciones encargadas de proporcionar educación básica (primaria) y media (secundaria y preparatoria) se dividen en: colegios municipales (financiados por el estado pero con cuotas), los colegios particulares subvencionados (la mayoría tienen fines de lucro y todas reciben apoyos estatales), los que son administrados por las llamadas corporaciones de administración delegada (propiedad del estado pero administradas por instituciones empresariales) —todas las anteriores tienen cuotas diferenciadas— y los colegios particulares.
Del total de estudiantes de secundaria, cerca del 40 por ciento estudia en colegios públicos (municipales), mientras que el 50 por ciento lo hace en escuelas subvencionadas. El resto recurre a educación privada. Más de la mitad de las escuelas y la mayoría de las universidades son privadas. El 80 por ciento de los universitarios estudia en instituciones privadas creadas durante la dictadura militar. Del total de dinero que se destina a la educación superior a nivel nacional el 79 por ciento proviene directamente de las familias. Las cuotas que se cobran en nivel medio y superior son elevadas y los créditos para pagarlas conllevan altos intereses. Como señaló The Nation (18 de agosto), el salario mínimo mensual promedio es de 385 dólares, mientras que la colegiatura promedio es de 485 dólares mensuales y el promedio de la deuda de los estudiantes después de graduarse es de 40 mil dólares. Según una comparación internacional de los estándares educativos realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Chile se encuentra en el lugar 64 de los 65 países evaluados en términos de la segregación según la clase social en escuelas y universidades. Las escuelas privadas de educación básica y media, incluidas las que opera la iglesia católica, reciben subsidios del estado por medio de un sistema de vouchers (cupones). Dado que las colegiaturas se cobran adicionalmente al voucher, este sistema ha beneficiado predominantemente a las familias más ricas. Una demanda central de los estudiantes en huelga es acabar con “la educación con fines de lucro” y con el financiamiento estatal de las escuelas privadas.
Pinochet, la Concertación y la educación
La privatización de amplios sectores del sistema educativo data de la política hambreadora de “libre mercado” implementada bajo la dictadura asesina de Augusto Pinochet. Pinochet llegó al poder en 1973 a través de un golpe militar que derrocó al gobierno de la Unidad Popular (UP) encabezado por Salvador Allende, líder del Partido Socialista (PS). La UP era un frente popular clásico: una alianza de partidos obreros reformistas, principalmente el PS y el Partido Comunista (PC), con fuerzas burguesas —el pequeño Partido Radical así como algunos de la Democracia Cristiana—. El gobierno de Allende no era, como sostienen los reformistas alrededor del mundo, un “gobierno del pueblo” que estuviera introduciendo gradualmente el socialismo. Era un gobierno comprometido a mantener el capitalismo. La presencia de partidos burgueses en la coalición de la UP era una garantía para los capitalistas de que los partidos obreros no tomarían medida alguna que pudiera amenazar su sistema de ganancias.
Incluso antes de asumir el cargo, Allende firmó un acuerdo comprometiéndose a impedir la formación de fuerzas armadas “privadas”, es decir, de milicias obreras. El gobierno de Allende desarmó a los trabajadores tanto confiscando sus armas como sembrando ilusiones en un “camino pacífico hacia el socialismo”. Esto pavimentó el camino para que la burguesía aplastara a la clase obrera. Con el apoyo del imperialismo estadounidense, la junta de Pinochet asesinó a por lo menos 30 mil izquierdistas, obreros y campesinos, y envió a quién sabe cuántos miles más a campos de concentración y al exilio.
Este sangriento terror estatal, dirigido a destruir la combatividad del proletariado chileno, le permitió a la burguesía implementar el programa de austeridad económica —una “terapia de shock”— desarrollado por Milton Friedman, economista de la Universidad de Chicago. Al ver que las grandes universidades estatales eran campo fértil para la radicalización y la protesta, Pinochet redujo el financiamiento destinado a éstas y más tarde promovió la proliferación de universidades privadas.
Tras la dictadura de Pinochet, que llegó a su fin en 1990, siguieron 20 años de dominio de la coalición de “centro-izquierda” de la Concertación, que afirmaba estar restaurando la democracia en Chile. Este nuevo frente popular del PS con la Democracia Cristiana y otras tendencias recibió de la burguesía el mandato de traer a Chile “estabilidad” y crecimiento económico. Pero para los obreros, para los pobres del campo y la ciudad y para las oprimidas minorías indígenas como los mapuches, los gobiernos capitalistas de la Concertación y más recientemente el de Piñera sólo han significado la persistencia de la pobreza y la desigualdad generalizadas. Chile tiene el ingreso per cápita más alto de América Latina. Al mismo tiempo está clasificado como uno de los quince países con mayor desigualdad en el mundo en un informe de desarrollo de la ONU de 2010.
¡Educación gratuita y de calidad para todos!
Los gobernantes burgueses mantienen escuelas de élite para garantizar la calidad de la educación de sus hijos y para entrenar a los administradores y técnicos que se necesitan para dirigir el sistema capitalista. Cuando se trata de la clase obrera y los pobres, los capitalistas buscan gastar en educación sólo lo que calculan que pueden recuperar en ganancias.
Un punto de referencia para los estudiantes que se manifiestan hoy en Chile es la huelga masiva de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de 1999-2000. Durante nueve meses y medio, los estudiantes mantuvieron cerrada la UNAM en una dura batalla en contra de los ataques al acceso a la universidad para jóvenes obreros y pobres. Nuestros camaradas del Grupo Espartaquista de México intervinieron activamente en la huelga, señalando la necesidad de los estudiantes de aliarse con el poder social de la clase obrera y combatiendo las ilusiones en el populista burgués Partido de la Revolución Democrática. La huelga encontró apoyo entre sectores clave de la clase obrera al intersecar el amplio descontento en contra de la austeridad capitalista. Sin embargo, la dirección sindical procapitalista fue en gran medida responsable de desmovilizar a los obreros y dejar que la huelga estudiantil quedara aislada. Aunque la huelga logró evitar la imposición de cuotas —una conquista importante— al final fue aplastada por la brutal represión estatal.
En un artículo evaluando las lecciones de la huelga de la UNAM, el GEM exigió la abolición de la administración universitaria burguesa y llamó por el control de la universidad por parte de los estudiantes, profesores y trabajadores (“Un análisis marxista de la huelga de la UNAM de 1999-2000”, Espartaco No. 31, primavera de 2009). El artículo señala: “Estas consignas, junto con nuestro llamado principal por una educación gratuita y de calidad para todos, apuntan hacia la necesidad de la revolución socialista, la única manera de poner la educación y la cultura en su conjunto no sólo al alcance, sino también al servicio de las masas”.
Para que la educación sea verdaderamente accesible para todos, luchamos no sólo por abolir las cuotas y por nacionalizar las universidades privadas, sino también por admisiones abiertas —todos los que quieran estudiar deberían poder hacerlo— y por subsidios estatales para los estudiantes. Sólo será posible asegurar el acceso de todo mundo a servicios educativos y de salud de calidad y a trabajos y vivienda dignos cuando la clase obrera haya tomado control de las minas, las fábricas y los bancos, y los haya puesto al servicio de las necesidades de los trabajadores y no de las de un puñado diminuto de explotadores capitalistas. Para ello se requiere una revolución socialista que barra con el estado capitalista y expropie a la burguesía.
El poder obrero es clave
Coincidiendo con las manifestaciones estudiantiles chilenas, los mineros —el sector más poderoso y estratégico del proletariado— han llevado a cabo una serie de huelgas en los últimos meses. Chile es el principal productor mundial de cobre y la burguesía chilena y sus patrones imperialistas han obtenido ganancias masivas con el alza en los precios del cobre en años recientes. En julio, los trabajadores de las minas estatales Codelco, las cuales producen más del diez por ciento del cobre del mundo, llevaron a cabo un paro de 24 horas en contra de medidas encaminadas a la privatización. Un poco después, en ese mismo mes, más de dos mil mineros paralizaron por dos semanas La Escondida, la mina de cobre más grande del mundo, exigiendo mejores salarios y prestaciones. La huelga le costó 30 millones de dólares diarios a BHP Billiton y sus socios.
A finales de octubre los obreros de Collahuasi, la tercera mina de cobre más grande del mundo, se fueron a huelga por el pago de bonos. Esta huelga siguió a la del año pasado —la más larga que haya habido en una mina privada en Chile— en la que los obreros resistieron por 32 días contra sus patrones de Xstrata y Anglo American. Durante las recientes acciones el dirigente del sindicato minero, Cristian Arancibia, dijo: “Además de nuestras demandas como trabajadores de una transnacional tan poderosa como Collahuasi, también esta movilización es una forma de expresar nuestro respaldo a las demandas del movimiento estudiantil, en nuestra calidad de padres y apoderados de miles de jóvenes que están dando un ejemplo en la lucha por las reivindicaciones sociales” (www.radio.uchile.cl, 29 de octubre).
Es el poder social de obreros como éstos, capaces de detener el flujo de ganancias, lo que debe ejercerse en la lucha por educación gratuita y de calidad para todos. Los estudiantes son una capa pequeñoburguesa en la sociedad, sin relación directa con los medios de producción y en consecuencia, con poco poder social propio. Sin embargo, sus luchas pueden ser un catalizador para luchas sociales y de clase más amplias. Así sucedió en Francia en mayo de 1968, cuando las protestas estudiantiles fueron el precursor inmediato de una huelga general de millones de obreros que condujo a una situación prerrevolucionaria. Posteriormente, los obreros fueron vendidos por los falsos dirigentes reformistas del Partido Comunista Francés (ver “France, May 1968” [Francia, mayo de 1968], Workers Vanguard Nos. 972, 974 y 976, 21 de enero, 18 de febrero, 18 de marzo). El punto es que los estudiantes radicales no vean a la clase obrera simplemente como un aliado en su lucha, sino como la única clase que, gracias a su posición única en la producción capitalista, tiene el poder de derrocar al sistema basado en la ganancia.
Las principales organizaciones estudiantiles están dirigidas por miembros del PC y el PS, así como ocurre con la CUT. Estos falsos dirigentes reformistas son un obstáculo fundamental para movilizar el poder social de la clase obrera, promoviendo la misma política frentepopulista que llevó a la sangrienta derrota de 1973. El PC y el PS predican la traicionera idea de que, a través de reformas democráticas, el capitalismo chileno puede actuar en interés de los trabajadores y los oprimidos. Un ejemplo es el llamado de los dirigentes estudiantiles al gobierno de Piñera para que financie la educación gratuita incrementando los impuestos sobre las ganancias mineras, renacionalizando una porción mayor de la industria del cobre y recortando el presupuesto militar, ¡como si el problema fuera que la burguesía no sepa de dónde sacar el dinero para financiar la educación! Aunque las protestas estudiantiles han empujado a Piñera a dar un poco más de dinero estatal para la educación, su verdadera respuesta fue el proyecto de ley que presentó al Congreso mientras se sentaba a “negociar” con los dirigentes estudiantiles. La ley propuesta impone sentencias de cinco años de prisión para los estudiantes que ocupen escuelas o bloqueen el tráfico, junto con varias otras medidas represivas.
Ilusiones en la democracia burguesa
Según el sitio web del Guardian de Londres (7 de octubre), Camila Vallejo, dirigente juvenil del PC, “dijo que los estudiantes se están preparando desde ahora para hacer que el gobierno la pague en las próximas elecciones”. De cara a las elecciones municipales el año entrante y las presidenciales en 2013, los camaradas de Vallejo en el Congreso han estado discutiendo una potencial alianza electoral con los dirigentes del Partido por la Democracia, una parte integral de la coalición de la Concertación. A pesar de toda la retórica del PC contra Piñera y la Concertación, es evidente que el PC está buscando canalizar el descontento en las calles hacia una nueva alianza electoral izquierdista.
El PC y muchos otros de la izquierda también llaman por una nueva constitución y un plebiscito sobre la reforma educativa. La constitución actual data de 1980, cuando Pinochet estaba en el poder, y mantiene muchas de las restricciones sobre las libertades democráticas de su régimen al tiempo que se dirige específicamente contra los obreros, prohibiendo que los empleados estatales se vayan a huelga e impidiendo que los dirigentes sindicales sean miembros de partidos políticos. Mientras que los trotskistas nos oponemos a esta clase de disposiciones reaccionarias y apoyamos las luchas obreras contra ellas, los dirigentes reformistas del PS y el PC buscan canalizar el justo odio de los obreros contra la herencia de la dictadura de Pinochet en ilusiones en la democracia burguesa.
La protección de los derechos de la propiedad capitalista frente a las amenazas del proletariado está consagrada en todas las constituciones burguesas. Mientras las minas, las fábricas y los bancos permanezcan en manos de la clase capitalista, Chile seguirá siendo una dictadura del capital. Esta dictadura es defendida por el aparato represivo del estado capitalista: el ejército, la policía, los tribunales y las cárceles. Las trampas democráticas del parlamento, referendos y constituciones son usadas por la burguesía para ocultar que el estado capitalista es una máquina que sirve para la represión violenta del proletariado. Como explicó V.I. Lenin, dirigente de la Revolución de Octubre de 1917: “La burguesía se ve obligada a recurrir a la hipocresía y a calificar de ‘gobierno de todo el pueblo’ o democracia en general, o democracia pura, a la república democrática (burguesa) que, en la práctica, es la dictadura de la burguesía, la dictadura ejercida por los explotadores contra los trabajadores”(“‘Democracia’ y dictadura”, diciembre de 1918).
La sangrienta derrota del “camino pacífico al socialismo” de Allende proporciona una muy vívida confirmación de la enseñanza de Karl Marx de que “la clase obrera no puede simplemente tomar posesión de la máquina estatal existente y ponerla en marcha para sus propios fines” (La guerra civil en Francia, 1871). La conclusión de Marx fue que el estado capitalista no puede ser reformado, sino que tiene que ser destruido a través de la revolución proletaria. Siempre fieles a su adoración de la democracia burguesa, los líderes del PC y el PS se han distanciado de los llamados “encapuchados” en las manifestaciones estudiantiles, quienes son denunciados como “violentos” por la propia burguesía chilena que está bañada en sangre. Es necesario que el movimiento obrero salga en defensa de todos los manifestantes, exigiendo la liberación de aquellos encarcelados y el retiro inmediato de los cargos.
Lecciones del frente popular
Los trabajadores y la juventud en Chile tienen que entender que demoler la “herencia de Pinochet”, por lo que llaman muchos izquierdistas, requiere también demoler la herencia de Allende. El frente popular de la UP llegó al poder en 1970 mientras Chile era sacudido por una oleada de huelgas obreras y ocupaciones de tierras por parte de trabajadores agrícolas y campesinos sin tierra. Lejos de significar un paso hacia el socialismo, las modestas reformas del gobierno de Allende estaban dirigidas a detener esta oleada de luchas.
La nacionalización en 1971 de las minas y de parte de la industria ligera que estaba en manos de extranjeros desató una nueva oleada de lucha de la clase obrera. En respuesta, la UP recurrió a la represión y a la austeridad, tratando de apaciguar cada vez más a los oponentes derechistas del frente popular. En 1972, poniéndose de rodillas ante las movilizaciones reaccionarias de varios sectores de la pequeña burguesía, Allende invitó a algunos dirigentes militares a ser parte del gobierno. Nombró Comandante en Jefe del ejército a Pinochet, quien había masacrado a los mineros del cobre en huelga en el pueblo de El Salvador en 1966.
Allende predicaba la fe en la supuesta “neutralidad” del ejército “democrático” al mismo tiempo que prometía no tocar a los cuerpos de oficiales burgueses. Empujó una ley que autorizaba cateos militares en busca de armas, supuestamente dirigida contra “extremistas” de izquierda y de derecha. Como era de esperarse, fue usada exclusivamente en contra de los sindicatos, los trabajadores fabriles y los partidos obreros, mientras los grupos fascistas acumulaban arsenales. En 1973, Allende retiró la escala móvil de salarios para los trabajadores de la mina de cobre El Teniente, de propiedad estatal, y así desató una huelga que fue reprimida por la policía antimotines. Además, colocó dos provincias mineras bajo control militar.
Hacia el final del régimen de Allende, el rechazo a su política antiobrera había llevado a los trabajadores de las áreas industriales alrededor de Santiago a formar “cordones industriales” (cuerpos de coordinación distrital de los comités de fábrica). Estas formaciones embrionarias de poder obrero indicaron que Chile había entrado en una situación prerrevolucionaria en la que la coalición colaboracionista de clase en el poder ejercía cada vez menos control sobre la clase obrera. Esta situación era similar a la de Rusia en 1917. La diferencia en los resultados —victoria para el proletariado en Rusia, derrota en Chile— se reduce a la ausencia, en el segundo caso, de un partido de tipo bolchevique que estuviera comprometido a llevar a los obreros al poder.
Para ocultar que fue su política de colaboración de clases lo que condujo a la derrota, el PS y el PC siguen pintando el golpe de Pinochet como obra de fascistas y reaccionarios en alianza con la CIA. Aunque no hay duda alguna de que ésas fueron las fuerzas que dirigieron y fomentaron el golpe, todos los sectores importantes de la clase capitalista chilena, incluyendo a los “moderados” de la Democracia Cristiana y a los oficiales “constitucionalistas” del régimen de la UP, estuvieron involucrados de un modo u otro en el golpe. De esa manera, la responsabilidad de la aniquilación física de un sector entero de la clase obrera recae enteramente sobre los hombros de los falsos dirigentes del PS y el PC y de los supuestos partidos marxistas en Chile y alrededor del mundo que dieron apoyo, no importa cuán crítico, a la UP, tal como el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) chileno. El régimen estalinista de Cuba comparte también responsabilidad: su programa de “socialismo en un sólo país” lo llevó a apoyar a la UP y a oponerse al llamado por expropiar a la burguesía. Fidel Castro llegó incluso a sermonear a los mineros en huelga de El Teniente, para que “se sacrificaran más” por el bien de la patria.
La Tendencia Espartaquista fue la única en la izquierda internacional que se opuso desde el inicio a otorgar apoyo político alguno a la UP. Como escribimos en “Frente popular en Chile” (noviembre-diciembre de 1970, publicado en español en Cuadernos Marxistas No. 3):
“Es el deber más elemental de los marxistas revolucionarios el oponerse irreconciliablemente al frente popular en las elecciones y no tener absolutamente ninguna confianza en él una vez en el poder. Cualquier ‘apoyo crítico’ a la coalición de Allende sería una traición a la clase, abriendo el camino para una derrota sangrienta del proletariado chileno cuando la reacción doméstica, auxiliada por el imperialismo internacional, esté lista”.
Escribiendo acerca del frente popular español de la década de 1930, el líder bolchevique León Trotsky explicó que la subordinación del proletariado a la burguesía garantiza la derrota, señalando que esto representa “toda la experiencia histórica, al menos desde 1848. La historia moderna de las sociedades burguesas está plagada de frentes populares de toda especie, es decir, de las más diversas combinaciones políticas aptas para engañar a los trabajadores” (“Lección de España: última advertencia”, 17 de diciembre de 1937).
Los combativos obreros y jóvenes de Chile tienen que ser ganados a la lucha por forjar un partido obrero revolucionario en oposición a todas las alas de la burguesía. Un partido así debe actuar, en palabras de Lenin, como “tribuno del pueblo”, defendiendo los derechos de todas las capas oprimidas de la sociedad —las mujeres, los homosexuales, los jóvenes, los mapuches, etc.—. Un partido de vanguardia podrá ser forjado sólo a través de una aguda lucha contra el nacionalismo —la falsa conciencia predominante, reforzada por la dominación imperialista, que ata a los explotados y oprimidos a la burguesía chilena—. La lucha por el poder proletario en Chile debe estar basada en la perspectiva de la revolución socialista a lo largo de América Latina y en el centro imperialista estadounidense, donde la crisis económica mundial ha golpeado duramente al proletariado multirracial. Lo que se necesita es reforjar la IV Internacional de Trotsky, partido mundial de la revolución socialista.
http://www.icl-fi.org/espanol/leaflets/chile.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


SISTEMA DE PENSIONES EN CHILE #DerribandoMitos - YouTube Los tres pilares del sistema de jubilación en Holanda Sistema de pensiones: ¿Está de acuerdo con subir la edad ... ¿Cómo funciona el sistema de pensiones en Chile? Perú: recomendaciones de OCDE sobre el sistema de pensiones Sistema de pensiones, sistema de AFP ¿Bueno o malo?  Felices y Forrados Los montos que reciben los jubilados en Chile Pablo Antolín y el sistema de pensiones chileno analizado ... Axel Kaiser  El sistema de pensiones chileno - YouTube De cuánto son las pensiones en Chile

  1. SISTEMA DE PENSIONES EN CHILE #DerribandoMitos - YouTube
  2. Los tres pilares del sistema de jubilación en Holanda
  3. Sistema de pensiones: ¿Está de acuerdo con subir la edad ...
  4. ¿Cómo funciona el sistema de pensiones en Chile?
  5. Perú: recomendaciones de OCDE sobre el sistema de pensiones
  6. Sistema de pensiones, sistema de AFP ¿Bueno o malo? Felices y Forrados
  7. Los montos que reciben los jubilados en Chile
  8. Pablo Antolín y el sistema de pensiones chileno analizado ...
  9. Axel Kaiser El sistema de pensiones chileno - YouTube
  10. De cuánto son las pensiones en Chile

Las bajas pensiones en Chile son una de las principales preocupaciones de la ciudadanía y una de las demandas principales de los movimientos sociales. Se requieren propuestas concretas para ... En este capítulo de Nueva+Mente, Constanza Santa María conversó con el arquitecto Felipe Arteaga sobre cuáles son los desafíos para la ciudad durante el proc... Los hombres reciben 52% de su sueldo y las mujeres diez puntos porcentuales menos según la OCDE. Skip navigation ... de las AFP en Chile ... sistema de pensiones 24 Horas TVN Chile ... Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre Perú recomienda mantener el aporte al sistema de pensiones público y a las Administradoras de Fondos ... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Axel Kaiser explica a profundidad el sistema de capitalización individual chileno y las AFP. Axel Kaiser es abogado. Doctor en Filosofía por la Universidad d... Para la OCDE, Holanda es el ejemplo a seguir en cuanto a materia de jubilación. Esto se debe a que es un país que gasta en su sistema de pensiones público algo menos del 6% del PIB y garantiza ... Muchos de quienes siguen nuestras publicaciones y nuestros videos nos preguntan si el sistema de pensiones que funciona en Chile es bueno o malo, o si estamos a favor o en contra de las AFP. En Chile, el derecho a la protección social se ha convertido en un lucrativo negocio, ya que los fondos para el retiro AFP son manejados por entidades privadas del sector financiero, que ... Dentro de los próximos días el Gobierno anunciará su propuesta de reforma previsional. Vivimos más y por lo tanto hay que cubrir más años de pensión, pero la...